Reclamas sin duda mi mente

 

y no te la puedo dar,

 

oigo tus pisadas fuertes

 

dando luz a mi existencia.

 

 

Eres un mundo sóla tú,

 

vives y descansas en paz,

 

eres dueña de tus actos,

 

nadie los sabe apreciar

 

y gustas a poca gente.

 

Eres tú. La soledad