CREANDO VIDA

Como el haz luminoso del astro errante

ilumina cada noche el rayo de la vida...

así la tierra, en su vientre, acoge la semilla

y donde el tallo de su flor, se originará vida.

 

Como la espuma, irisada y blanca

en el arroyo se estremece creando a su albedrío

serpentinas orlas y dando cobijo, formando río,

a infinidad de peces...

Allí, donde sus cristalinas aguas perezcan

se originará vida.

 

Cuando, creando vida, sientas la tenue mirada

de momento, y a escondidas,

y en tu corazón brote la semilla

de unas complejas palabras, errantes ya de por vida...

¿Seguirá su curso el arroyo,

germinará, si no, la semilla,

o vivirá en ti mi recuerdo,

originando vida?