CUANDO EL TIEMPO SE DÉ A SÍ MISMO

 

 

 

Cuando el tiempo se dé a sí mismo,

quizá me eleve desde el suelo

y hacia la mano amiga

para alcanzar

el peldaño de la inocencia.

 

Os mostraría

la forma que tiene un alhelí difunto

donde la hierba

es aplastada por el peso del hombre.