HOY DUDO

 

 

 

Hoy dudo si debo o no preguntar a quién

mas, si lo hago, podría abrir viejas rencillas

ha tiempo muertas.

 

La hora me ciega. Se acaba la tarde.

 

La noche, seguida de estrellas, me viene

a ras del crepúsculo…

la duda no encuentra respuesta.

 

Todo pensamiento que en reflexión perezca

adquiere sonoridades mientras tropieza

en el ángulo hostil de una pluma;

así nace el escrito y lo acuña,

en derredor del aire, el escritor proscrito.

 

Una urna sin fondo, una calle sin trajes,

un tiempo sin esferas ni agujas.

Una misión placentera es

vivir siendo nadie para las preguntas.