SUEÑO DE LUNA LLENA

Ya se aleja el crepúsculo,

dejando su reflejo en la pupila.

Como suspendido en el rayo de luna,

mi párpado se cierra

dando rienda suelta

a la vorágine del subconsciente.

 

-Morada ineludible del verdadero nido de ensueños

que transforma la belleza del sentir

en el contínuo palpitar de un deseo-

 

Ya no siente mi corazón

la perenne nota musical

de su latido, y enmudece...lentamente,

con la pasión de un castigo:

Mi cuerpo.

-Ráfaga de viento huracanado en el estío-

 

Ya no soy portador de mis cinco sentidos

y en aras de libertad , soñando... vivo,

quebrantando la ley de mi locura,

y hasta el dorso del alma

intenta ponerse en pie

cuando indaga, sin fatiga,

la fisura del ayer...

 

Ya es el sueño quien penetra

disgregando fantasía y realidad,

y en la escena, soy la puerta de la esencia

del amor y la lujuria

que, cuajada de rosetas,

aún perdura en libertad.

 

Soy actor,

y en la comedia interpreto el verbo amar,

soy la forma en la silueta,

abunda en mi ser, la pasión,

y si advierto, con recelo,

que abre mi párpado la aurora...

ni aún despierto he de olvidar

que soy semilla que aflora

despertando la ansiedad.

 

Y los sueños, por ahora, 

son del constante vivir,

la fragancia en la demora

que limitan mi existir

en su continuo soñar.