¿DESDE DÓNDE ESCRIBO?

¿Desde dónde escribo?

Escribo:

Desde la quinta vértebra del Dios del olvido.

Desde mi sed de amor que incinera tu llama.

Desde Euskadi y España.

Desde el ave y su nido.

Desde el verbo hecho hueso y desde el agrio suspiro.

 

Mi escritura es el condimento que a diario utilizo

para cocer los sentidos:

así compro en el bazar de la vida

todo cuanto me place, por ejemplo:

Ayer compré, una mirada verde, perdida en el rastro.

Un suéter de niña, con las coderas raídas.

La ilusión de un anciano, tarareando unas notas.

Un balón desinflado,

y una muñeca fofa.

 

Mi escritura nace invertebrada

y al paso del folio,

torna recelosa.

 

Por eso, he de mimar la pluma todos los días.

Poeta por eso.

Y por todo.