COMO DOS PAJARILLOS, MADRE

Dudo poder expresar

lo que siento por los dos...

¡Qué dificil realidad,

qué profunda mi emoción!,

cuando el agua he de llevar

entrando en la habitación.

 

¡Qué diferentes los dos!,...madre...

 

Dudo poder explicar

lo que dice el corazón.

 

Prende en mi pecho la llama

y en mi ser, la excitación

por querer como los quiero

por estar hechos de amor.

 

¡Qué infantiles besos!, madre...

¡Qué pequeños son los dos!

 

Amanece un nuevo día

y en ellos, el despertar,

parecen llenar de alegría

con sus ganas de jugar.

 

¡Qué dificil es hablar

cuando quieres con fervor!,

¡Qué dulzura por su madre,

por su padre, cuánto amor!

 

Y se sientan a la mesa,

cuando sólo, estoy pensando...

No parando de jugar...

¡Saben que estan molestando!,

...y les chillo y amenazo...

y acabo con ellos jugando.

 

¡No saben mis pajarillos,

qué pajarillos saltando, madre...

criando, qué pajarillos!

En mis barbas ven las canas

y en mi rostro las arrugas

y preguntan, inocentes:

¿Cómo nacen las orugas?

 

¡Qué bonitos, madre, son!

 

Y me voy envejeciendo,

siendo niño, como ellos.

Mientras... ellos van creciendo

tan reales como bellos.

 

¡Qué orgulloso de los dos!, madre...