SOBRE QUÉ VERTIENTE DE FE

 

 

 

Sobre qué vertiente de fe

pondría Dios su sapiencia.

 

Sobre qué hombre, ave o arcángel de tierra,

y para qué

su nombre de pila

su imagen

a semejanza nuestra.

 

De qué sirvió la osadía

y el temor del cobarde a sus ojos.

 

Por quién

su larga agonía.

 

¡Ojos del Cristo, llorosos!

 

Cábala.

Misterio.

Profeta sin guía.

Foso y orador de fondo y fango.

 

Quizá no fuera escrupuloso.

Tampoco santo.

 

¡Cuántas diademas sin luz desiluminan nuestros días!

¡Cuánto muerto busca a Dios!

 

Demasiados

cuántos,

cuentos,

cantos son.