SOBRE EL VIRUS DE LA "INDIFERENCIA"