QUE NO, MADRE

 

 

 

No quiero morir en los brazos de la Nada

del Dios

que promete

y no se muestra.

 

Que no, madre.

Que no.

Que todo son calumnias en mis ideas.

Que quiero morir.

Que sí.

 

Pero…

no pronto.

Sino temprano.