CÓMO RECOGERSE ANTE EL DOLOR

 

 

Cómo recogerse ante el dolor

cuando la muerte exige la tragedia,

si aún reincide el mal parido corazón

insensible ante los hechos y condenas.

 

Cómo trabajar con ilusión

cuando la sangre se derrama en las aceras

y se impone el yunque sobre el cual

el martillo del terror, ávidamente nos golpea.

 

Porque no pueden matar la razón

asestan contra el hombre y sus ideas.

Ya la violencia, no genera más violencia

sino asco, repugnancia y más dolor.

 

Ya nada se consigue condenando el atentado.

Nadie nos devuelve la ocasión

de vivir junto a los seres que tanto nos amaron.

Nadie es, ni será, capaz de ese milagro.