LA EDUCACIÓN: SER O NO SER