SI DEL AMOR QUE NOS HEMOS DEBIDO

 

 

 

Si del amor que nos hemos debido

algún día

la amistad recriminaras…

quisiera

que contemplar pudieras

éste, mi angustioso despertar,

para que al menos lloraras.

 

¡Cuántas noches!,

reposado mi lenguaje

he querido

susurrarte las palabras

de un “te quiero”

que se pierde en pensamientos

y rescata esta pluma ya cansada

de fonemas

que abandona en blancos folios

desprovistos del calor de tu mirada.

 

¡Cuántas veces!,

me he batido

entre renglones

subyugado a la canción desesperada.