MUJER

 

 

 

Mujer:

 

Si tienes miedo,

y al mirarme…

tiemblas

y hablas sin cesar

acariciando hasta el último vocablo

expulsado de tu boca…

 

Mujer:

 

Si a cada paso que das

tropiezas con más de un recuerdo

y sonríes.

 

Si aún bebiéndote las lágrimas más dulces…

callas

y tienes miedo...

Si es así,

¡Mujer!,

¿Por qué no gritas?