HABLAMOS PARA COMUNICAR

Hablamos para comunicar 

 

que, seguimos hablando y hablando,

 

sin saber a qué razón atenernos

 

cuando caminamos

 

hacia ese horizonte común,

 

sin saber muy bien por qué nacemos

 

descalzos,

 

desnudos

 

y de mujer.