DESDE EL CAFÉ "EL LOCAL" ( de Valdepeñas)

Acuden a mi,

sin llegarse definitivamente

los versos sin cauce de esta,

digamos luz, sin primavera.

 

Las metáforas huidizas

discurren por Valdepeñas

sin ser estrambóticas,

por naturales,

sin latido permanente,

por perecederas,

sin embargo,

la imaginación acude despierta

a la hora punta de la siesta.

 

En tanto, el hombre soñador,

no necesariamente el hombre que sueña,

vierte un ramo de poesía sobre la mesa

de un café, tradicional,

por literario,

en una de las avenidas más viejas.