A MIS PADRES

En tu ser, memoria, guardo mi confianza

galerna que bogas aún el recuerdo

de aquellos dos seres que hilaron mi infancia

cabellos plateados hoy en mi cerebro.

 

A solas gobierno esta mezcolanza

alquímia y amor en aquel sendero.

Árbol genealógico, aún esperanza

y furtiva hiedra asomada al sesgo.

 

Madre y padre, os muestro la desesperanza,

que hoy urde en las sombras, lejanos anhelos.

Yo, que fui creciendo junto a vuestras ansias

sometido me hallo y desnudo en hierros.

 

Ya que mi fe aúlla, tomad mi palabra

-sepulcro talado de mi afán fiero-

Tomad, padres míos,  la oculta llama

camino, por siempre, del poeta. Os quiero.